20.3.17

Señales de humo

Los tiempos de la historia, parecen siempre, ser menos poderosos y convincentes que la realidad del presente. Sin importar cuántas veces, los mamíferos freudianos hayan repetidos los mismos errores, hay, sin lugar a dudas, un cierto gen predeterminado a hacerlos repetir siempre las mismas ceremonias. Repiten para sobrevivir. Repiten para vivir. Y de ahí que bailen y festejen bajo el sonido de tambores. De ahí que su realidad no les permita ver el panorama general del hombre a lo largo de la historia. Todo pensamiento, está, sujeto a las leyes de la temporalidad.

26.2.17

Si te concentras y miras con mucha atencion, cerca, muy cerca, hay pocas cosas que nos separan de los mamíferos más salvajes. Temblores. Sonidos profundos. Tambores y laberintos. Espías y el color azul muy pronunciado. 

Tengo un cierto temblor (mar y nubes y tormentas con barcos piratas) en las neuronas. Quiero, sencillamente, llegar a puerto. 

La fabrica de animales y fantasmas

La fábrica de animales y fantasmas. 

No podía lograr que el químico de la fórmula de fantasmas de segundo nivel, alcanzará el tono azuloso cobalto que el cliente les pedía. Por las salas de juntas se hablaba, además de muchas otra cosas, claro está, de lo furioso que estaban los impresionistas. 

Prometieron quinientos fantasmas al mes y si simplemente no pueden podemos empezar a buscar otros proveedores, había dicho enojado y con cierto tono de amenaza el señor Vander Bike, que parecía regodearse de la desgracia ajena. 

Lorden Asturiano McFlareen Ibarguengoita Cervantes, era el jefe y encargado del proyecto y sencillamente estaba a punto de darse por vencido. ¿Como había pasado? Había logrado su rápido ascenso luego de producir y poner en línea a los diablos achaparrados rojos y verdes y ese producto fue todo un éxito. 

Nacido

Apenas tenía cuatro meses y dos días de nacido, cuando las primeras gaviotas volaron, en una formación inexplicable por encima de su cabeza. 

11.2.17

Sueño zombie

Lo supe desde que me baje del carro buscando un cajero automático, mientras los tíos gordos de mi chica me ofrecían cigarros con cara de Vikingos amigables. El cielo centelleaba entre grises y azuleazos y metí la tarjeta al ATM mientras pensaba en como deshacerme de los cuerpos de los zombis que vería más tarde. La segunda certeza la tuve en el apartamento 306 de unas calles más arriba. Un olor acre y agridulce nos inundaba y una rocola intentaba ser karaoke. La noche estaba previsiblemente arruinada desde antes de salir. El itinerario era cubrir, básicamente y si había entendido bien, 5 puntos cardinales en toda la ciudad. Yo sabía que no llegaríamos ni al tercero antes que alguno de esos zombis nos deshuesara los brazos a mordidas. Sentir los dientes mordiendo profundamente la carne y la sangre escurriendo por todos lados. Yo buscaba posibles armas que me sirvieran para combatir a los zombis mientras a todos les importaba una mierda. Hablaban de parrillas y carnes que se cocinaban lento o rápido. La música era rápido o lenta y nada quitaba el aroma a aromatizante con exceso. Y al regresar del baño regreso a una dimensión desconocida donde todos intentan hablar en idiomas diferentes. Y yo estoy pensando si los zombis hablarán algún idioma universal. 

28.1.17

El hielo era como una gran carretera arácnida que se extendía por toda la extensión de la ventana. Azuloso y cristalino y en las noches negro, alcanzaba a cubrir el cristal incluso por la parte de dentro de la casa. Había calentadores de leña y de gas y las luces iluminaban el pueblo más nevado de la república. Olía a frío. Todos sabemos a qué huele el frío: caminos silenciosos donde lo más importante es conservar el calor y no morir en campo abierto.

28.9.16

Tengo un agujero en el alma. Dos avispas en el cerebro. Un deseo infinito de muerte. Quiero agarrar ese cuchillo y enterrarmelo en el ojo. Estoy vacio. La crisalida. La hora feliz. El tiempo recobrado. No tenemos direccion ni memoria. Voy a morir. No llegare a ser viejo. He de morir asi: lleno de gusanos, eplileptrico, interrumpido, enclonado, viajante.

15.9.16

Los jumanjis venian casi siempre en las mañanas, rara vez lo atormentaban en las noches o tardes. Fue asi como desarrollo el miedo al sol, a la luz y los rayos blanquecinos que se deslizaban como plastilina por las persianas de su habitacion.

8.9.16

Levanto las manos y vio que eran anchos picos azulados y verdosos. Las estrellas se borraban como ojos gigantes de reptiles. Habia misterio y varias direcciones que perseguir.

19.8.16

Reptriplectrico?

He estado entre los pobres desde donde vengo y quiero decirles que no soy igual que ellos. Que gano lo que no se imaginan y que ellos en sus rascuaches vidas van a ganar. Vengo desde la pobreza y pensandolo bien, nunca la he dejado. Se lleva en la sangre: el pueblo. Hoy tuve unp de esos dias donde mi cerebro se niega a ser devorado por la planta carnivora que lo habita y el aura -con el alma desviada casi cuarentaicinco grados a la izquierda- se le ocurre apersonarse. Trabajo en una fabrica. Y hoy como muchoa dias pienso en la electricidad y en la muerte. Morire hoy? En loa proximos segundos? Game over? Reptriplectrico? Malditos pobres.

12.7.16

Deprimido, almirante?

Nunca pensé que me convertiría en ese tipo de persona. Con esas características. Con esas fobias. Con esas manías. Veo la muerte por todos lados. En mi todo es muerte y todo apunta a que moriré muy pronto. Me ha salvado de muchas, o de algunas. No todos los seres humanos estamos hechos para vivir todo el ciclo. Mi cerebro no puede más. Nunca pensé que lo diría tan abierta y sinceramente: desde niño supe que algo andaba mal con mi cabeza, pero jamás imaginé o soñé con algo parecido. Tengo miedo (sueño, amor, hambre, sed). Veo la muerte detrás de mí. Veo la muerte negra. Con esas ínfulas de dementor. Con esas formas tan repentinas. Voy a morir y lo se. Voy a la muerte. No se cuanto tiempo más me quede. Sólo se que este, es el tiempo regalado, el tiempo fuera, el tiempo recobrado. Debí morir a los catorce. Siento la muerte. La muerte lenta, voraz, animal. La muerte mínima de todas las cosas. Mi cabeza ha dejado de ser un lugar seguro y ya estoy cansado. Todo es muerte.

4.7.16

El principio y el reset

Tener epilepsia es como andar por la vida con una pistola cargada en la nuca, dispuesta a disparar y volarte las neuronas en cualquier momento. Se que hay otras enfermedad que se jactan de ser las reinas de la desgracia, y probablemente lo sean, pero las crisis dan un toque casi automovilístico al asunto. Casi deportivo. Quién negaría la gracia torpe y penosa de aventarse un clavado convulsivo a mitad de restaurante? La parábola en vela. El abismo sobreviniente. La culminación de la negrura. La pistola. Es cómo vivir la vida sumergiéndose en los túneles gigantes del Mario Bros, dónde nunca sabrías en qué lugar ibas a despertar. El principio y el reset.

23.6.16

Efecto RESET

Tenia un ritmo y una canción, y viajaban por una misma ventana. Tenía el don de enumerar cosas: me guardo cuatro Harry Potter, dos brujas malditas y cinco serpientes de mar de nube. No logro recuperarme aún y mentiría y digo que lo hago. No se que pensar de los ataques. ¿Son ataques? ¿Crisis? ¿Episodios? Doy vueltas por preambulos pre-orgásmicos. Miento y estoy cinco veces en el aire. Estoy perdido y cayendo. Quiero ocho muertes de colores y todas muy negras. Ansio la muerte negra. Nadie puede vivir en mi cerebro. Tambores en lo profundo. Ruidos laberínticos. Perder tres vidas y revivir las tres. Tenía un ritmo y un Harry Potter. Preso del Kindle. Viajo en círculos todos los días sin poder detenerme. Ojalá llegara -como el arte de perder- de una buena vez a llevarme la locura. Que me envolviera con sus brazos. Caer en dos delirios, tres visiones y cuatro millones de pensamientos al mismo tiempo. Porque he perdido el don de enumerar cosas al azar. ¿Los ataques? Contar los segundos. Pensar siempre en la cuenta regresiva que me persigue. Presa del efecto RESET. Tengo un botón ilegible, un mecanísmo algebráico que se llama efecto RESET. Y no importa lo que haga, siempre termina por alcanzarme.

Los Godinez

Eran las dos de la mañana y los guardias de seguridad, bajo el manto reptilante en que se habían convertido las estrellas de aquél campo casi a mitad de la nada, lo dejaron pasar como cosa normal. Levantaron la cabeza y abrieron la puerta. Había estado haciendo visitas casuales. Chequeos sorpresas. Nocturnos, casi siempre. Lo normal para alguien de su puesto. La oficina estaba completamente a oscuras y a un lado escuchaba el traqueteo de la fábrica. Eran como ecos que se levantaran hacia el techo de la nave y se extinguieran antes de llegar al cielo: ecos sonámbulos, ámbitos automátizados, el rescoldo inacabado de una inercia que iba siempre acompasada del sentido del dinero. Pensó en los cuerpos y en sus mentes. ¿Funcionaban igual que la suya? ¿Acaso, le jugaban los mismos trucos laberínticos? Las estrellas lo llamaron. La humedad y el aire. El ruido y los grillos. Entonces respiró y estuvo a salvo. 

6.4.16

Espacios vacios

Hay un espacio vacío y muy oscuro. Estoy dentro de él y no puedo salir. Sigo huyendo todos los dias y no puedo cambiarlo.

18.3.16

Escondido

Estoy escondido en el baño más lejano de una fábrica de filtros; el marco de la puerta es el más resistente. Es de un metal azuloso que hace pensar que nunca cederá. Vine a esconderme porque era una emergencia. Claro, me gustaria explicar que las cosas sucedieron así: escuche la alarma de sismos de la calle, justo algunos segundos antes que la de la planta. Entonces todo pasó muy rápido: un correo, una llamada y varios gritos de los obreros que acompañaron un chorro de sangre en la ventana de la sala de juntas que da a las oficinas. Pero yo estoy entrenando. Increiblemente capacitado para esto. Malditos zombies. Los estuve esperando casi dos años y aparecieron el día que traigo una camisa que parece mantel. Estoy escondido de los zombies que me siguen atrapando desde que era un niño. Escondido de pensar en lo que nunca seré jamás y que quizá nunca lograré. Escondido porque tengo miedo como un niño de seis años de que venga alguno de esos a comerme la carne y matarme.





21.5.15

Lenguajes extraños

A pesar, luego de estar aqui por varios dias, de la diferencia simbologica de las mentes, los significantes estan intactos y se conectan de un idioma a otra de forma perfecta. Sin importar

12.3.15

Un sistema corrupto, Señor Juez.

Quisiera alegar que estamos a mitad de un sistema en transición. Pero solo quisiera puesto que la propia afirmación es una mera falacia, uno de esos recobecos del lenguaje político y de la falta a la lógica. Quisiéramos tantas cosas, pero, Su Señoría, tengo que alegar en mi defensa que estamos en un sistema que no funciona. O funciona, defectuosamente: es un artificio compuesto por las mentes de varios y la combinación de esas mentes, puestas en movimiento con el paso de los días. Solo cambiando a la gente y creando la combinación adecuada de personas podremos romper com esa inercia.

6.3.15

Cuando de pronto, un elevador.

Estás a mitad de la nada. A lo lejos, entre la espesura del bosque y los arboles, ves que hay un elevador. Y entonces, puedes ver que el verde es tan profundo, pero tan profundo, como mis ojos. Oprimes un botón y caminas adelante. Dentro del elevador no hay nada. Hay un silencio tranquilo y calmado, como tu respiración. De pronto, el elevador empieza a subir. Una gigante aurora lo rodea todo. El mar, el cielo y las nubes se alcanzan a ver por las ventanas cristalinas del elevador. Entonces...

2.3.15

Sin tantas explicaciones, lindura.

No puedo cambiar todas las cosas que hay en este blog para ti -pensamos que somos inmortales y andamos por el mundo sin pensar, sin dar explicaciones-
Son cosas que escribí en el pasado y que de alguna forma son también nosotros mismos. Recuerdo el brillo de tus ojos en la calle montaña de donde salias los sábados por la noche. Las calles donde caminabamos juntos. Los parques, las fotos y sobre todo los abrazos. No puedo retorcer mas las historias de mi pasado mas de lo que ya están, lindura.

1.1.15

No quiero morir, Freud

Tardamos tiempo en entender las cosas importantes de la vida. La vida misma, el tiempo, el amor, la felicidad y la muerte, mi favorita. Pensé en hacerme un tatuaje hace tiempo con una imagen gigante de la muerte: una calavera mexicana y atractiva. Una skull sugar contrastando el anglicismo. Quizá al final de todo no lo haré. Es, sencillamente que tengo mucho miedo a la muerte. No a la muerte multicolores y poética de la que habla Pizarnik, sino a La Muerte, El Silencio, La Aniquilación, La Oscuridad. Tengo mucho miedo a morir señor Freud y no se me ocurren soluciones para hacerle frente. Una muerte lenta y atractiva, seductora que cada vez la pienso de formas distintas.

27.12.14

De vuelta a los quince, princesa

De pronto y sin aviso previo vuelvo a tener quince. Mi hermano me dice y no se que responderle. Simplemente no encuentro la respuesta. Le digo que es porque estoy enfermo y se burla de mi, sarcásticamente. De pronto tengo quince otra vez, entre los regaños de mi madre porque estoy enfermo, las instrucciones de mi hermana y la desaprobación en general de todos. Nunca podré ser como ellos y ni por mucho que lo intente. Son mejores, mas listos, mas grandes, mas chicos, mas viejos, mas jóvenes. No puedo sentir sino una intensa rabia antigua por no se que traumas infantiles. No puedo. Entonces recuerdo porque decidí agarrar mis cosas y largarme. Tuve mi dosis familiar suficiente para el siguiente año. Saldo actual 3.5 días y ya quiero estrellarles la cabeza delicadamente contra el filo de la pared. 5 días left.

22.12.14

Uno por mes, Oscar.


Las decisiones son criaturas engañosas, se acercan a uno lo mas posible con ínfulas de ser las indicadas. Quién no ha pensado en tomar el camino mas fácil en vez de hacerle frente a esto? Tengo un blog en forma de laberinto. Un acertijo que no logro descifrar por ningún lugar. Quisiera agarrarlo y desmembrarlo lentamente, saber que dicen cada una de sus páginas y no sentir este vórtice en el estomago, en las manos, en las neuronas. Estoy muy enfermo de cuerpo. He tomado, y odio admitirlo, malas decisiones. El fin de año inevitablemente me remite a mi, a mi mismo.

13.12.14

Enfermos de organigrama

No estaba muy seguro donde poner esto la primera vez que lo escribí. La verdad es que tampoco hoy, a varios meses que escribí esto. La cuestión quizá es la jerarquía, las lineas de mando, la autoridad. Uno se sumerge hora tras hora en una oficina, al amparo de algunos papeles, archivos de excel y otras curiosidades. Aquí es una fabrica y hay mucho ruido por todos lados. Lo voy a extrañar, después, claro. Aquí estamos medio hundidos todos. Aquí, la cuestión es el producto: la industria, la mercadotecnia, la voracidad: esa maquina insaciable del capitalismo que parece un perro rabioso que no tuviera nunca fondo. Es así como somos unos hijos bastardos en adopción de la manufactura esbelta, apadrinados por la lujuriosa tentación de la mejora continua y de otros muchos conceptos con los que nos llenan la cabeza. Reconozco que estamos mejor que en otros lados, eso que ni que, en donde la pobreza y desesperanza de visten de miseria, dolor y muerte. Quisiera no utilizar un tono fatalista y fastidioso para describir la enfermedad, pero inevitablemente me veo envuelto en esa nube de negativismo, queja y soledad. Hemos renunciado al campo abierto, a las largas horas, a la vida, a la familia. Somos hijos de los escritorios, sobrinos de los reportes y primos hermanos de las gráficas y los indicadores. Así es como cazamos hoy en dia, enfermos de organigrama.

13.11.14

Carta sin empezar

"Esto es, de alguna extraña manera, lo que uno más pudiera ofrecer: un pedazo de tiempo congelado. Te regalo varios minutos al escribir esta carta: nada como las letras azulosas deslizandose unas tras otras como algo indecible.

28.10.14

Atrapado sin minotauro?

Hay laberintos de los cuales uno no puede salir completo. Este blog es uno de ellos. El tiempo se enreda y no tengo otras palabras para explicar como me siento. Decir y demostrar en qué se convirtieron todos esos sueños, todas esas ideas se quedaron varadas en algún punto, entre la corbata que no uso y la fabrica donde trabajo. Quisiera poder explicarle a alguien lo mal y miserable que me hace este lugar. Un lugar en donde el tiempo corre y los seres humanos importamos poco. Tengo 27 años, estoy vivo y odio este pinche planeta. Quisiera tomar la vida misma y apretarla del pescuezo y reclamarle por todas esas cosas que no se convirtieron en mi destino; pero destino y vida son palabras que esconden una infinidad de pecados y circunstancias. Estoy suelto, domesticado, atrapado en un circulo vicioso. Estoy redondeando mi vejez desde los veintes. Qué salida encontrar cuando se han quemado todos los barcos posibles por ser mayor el temor de regresar que el de sentirse naufrago dentro de una jaula desierta? No he aprendido a decir lo que siento sin tanta metáfora. Se me revuelven las palabras, las ideas y las prisas. Escribo desde algún lugar y para otro sin saber muy bien a donde. La idea de este blog era que era un lugar. Un lugar donde uno podía venir a escribir las cosas. Pero ahora todo esta perdido: que alguien me despida, me arroje a algún vacío, esto, sencillamente, no puede continuar así.

11.9.14

de había una vez (del verbo novela)

el lugar más cómodo para no confrontar, es, sin lugar a duda una paradoja. publicar es, tomar la letra en el vértigo de ciento ochenta grados y pensar que saldremos ilesos de esa trayectoria. estamos todos manchados de letras. tengo letras en los brazos y pulmones. el otro día, vi varias debajo de mis pies. otras embarradas en mi cuello. tengo toda esa letreria atravesando mi cuerpo. porque estamos hechos de letras y palabras: conjugados con miles de verbos.

12.8.14

Nubes que se caen a pedazos como gotas de crema chantilly


vértigo y reminiscencia. intenté usar el mismo método de antes y suponer que 8 años no pasaron.

28.7.14

Triste por todo, mi comandante?

Estoy triste por las horas que no escribo. Por el camino mas largo. Porque ganó el dinero sobre la pasión. Triste porque no estas y porque yo tampoco estoy. Estoy perdido, listo para anudarme un yunke al cuello y lanzarme al precipicio. Quiero volver a nacer. Hacer todo otra vez

25.7.14

La carrera de los conejos

La liebre brinco como una estatua de plata. Evadió las piedras, escucho el sonido de una serpiente a varios metros, acelero cuando dije a Carlota que ahí estaba. Corrimos hasta que las piernas ya no pudieran mas. Carlota, ese ser dorado, un punto amarillo en el paisaje, ya no pudo mas. La liebre corrió hacia el montón de los zombies carbonizados. Nos observó. Corrió hacia las madrigueras de escape. Carlota se revolcaba en el pantano de lodo. Estaña cubierta toda de fango como si fuera de chocolate. Sacaba la lengua, estaba feliz. Fuimos por el segundo intento y pensé que seria increíble una segunda liebre el mismo día. Y así fue. La segunda vez pude observar como nos miraba a lo lejos, pensando que nunca la alcanzaríamos. Y Carlota estaba mucho mas cansada ahora.

20.7.14

Los huesos y los huesos

Ese lenguaje codificado con remates, silencios y destiempos, está escrito bajo  tus huesos. Y tus huesos, primos hermanos de los míos, parecen que encuentran algo idéntico justo en el mismo momento: ruido y tambores en lo profundo. Es la musica. Jamas podre imitar en medida alguna el poder del ruido y el ritmo y el rito. Por eso te quiero casi como a mi: porque salimos de la misma masa calsosa y blanca. Y ojala, aunque eso solo dios lo pueda saber, que alguien pudiera roerte de fondo hasta la entraña; para ver tu color y forma original, y saber lo que de antemano ya se: que tus ojos y tus huesos están todos hechos de alabastro..

18.7.14

La planta loca con alto voltaje

Hay una aplanadora que sube y baja como un elevador en mi cabeza. Una locura que me recorre de arriba a abajo. Tengo los huesos azules y una planta carnívora en el cerebro, dispuesta a convertirme en un zombie en cualquier momento. Tengo miedo, amor y sed. Tengo una pistola cargada en la nuca, lista para disparar y volarme las neuronas.

14.7.14

Huesos azulejos.

Escribiré probablemente pensando en que debió de haberse hecho en otro blog. O que debió haberse hecho con tus huesos azules. Un blog nuevo. No es asi como dicen los perseguidos en las peliculas? Un nuevo comienzo? Pero la verdad -como este circulo azuloso de repeticiones, acuoso y gastado- es que, el recomienzo no existe, nunca llega. Tendremos que construir igual como hace dios: de los huesos de otros que se pudren y de los gusanos de gusanos de otros. No puedo escapar del fracaso que me persigue a todos lados -la muerte, esa hermosa mujer que se levanta la falda y me enseña la vagina- como una sombra. Aprendí que uno se puede esconder entre las letras. Construirse así mismo en la ignominia de una hache, la fatalidad de una te, y las piernas abiertas de una uvé. No quedan blogs nuevos, querida. Así que ven y pudreme desde dentro que en esta vida nos quedamos. Escribire pensando también en lo poco encajados que están las primeras líneas. Pero que hacerle? Mi mente esta cansada, podrida de latir.

13.7.14

El mounstro de las guitarras

Detrás de toda esa maraña que se había estancado con el paso de los años por el corto flujo de dinero, se habían trasparentado las pequeñas fallas de una familia que se venia derrumando poco a poco: las guitarras se convertirán en artefactos mounstrosos: el mismo musgo mental que se acumulaba en las neuronas del padre y antes jefe de la casa. Ahora solo quedaban oscuros rincones de lo que en su momento fue la vieja gloria de un estudio musical. Y que criaturas nacerian de aquel olvido sin nombre? Hijos bastardos del jazz, sobrinos huérfanos de una clave de sol siempre desafinada que reptaba en una psicofonía revuelta con el murmullo de detrás del diván.

10.7.14

El alabastro

Dícese de una piedra bien perrona que se encuentra por el mar, o de ahí sale y que además los autores utilizan para describir un color que nunca nadie ha visto. 

Sí señor. 

3.4.14

Toma nota por favor carlota gracias y hasta luego por supuesto

Esto es una cadena azul haría que se pegan unos tras otros y se me revuelve la cabeza de yetas de divisas yo tras de tu pie similares punto regresar la lengua como ese delirio extraño que sale la mente porque al final de todo estamos en la carretera vamos caminando por ella estamos absorbido press the ps árbol gigantesco que tiene nombre agencia de carro tomó 3 redundancia una palabra por demás está de lujo. Quería decir que vivía en ese mundo en donde la mente se le había vuelto jettas isurus tidad y también Ibizas. No venimos columpiando por entremares que saben a miércoles con forma de domingos mañanas infinitas perdidos el escritorio de oficina que parece un laberinto nos convertimos renacuajos aspirantes a pulpos mezclados aspirantes oficinistas encorbatados esta carta escrita a un lado de un abanico animal potente que respira como un péndulo gigantesco no la protesta que jamás como dijo juaquín sabina porque ella es decir lo más minúsculo y lo más profundo el crear repetirlo miles de veces la misma frase que se le había vuelto la mente revuelo de clásico 2014 de toyotas civics de ondas de cerebro lets ibella en la cara de la niña rubia un par de ojos marca ford que olían asientos nuevos chiquillo un pezón r100 pulidos engrasado x perdió la mira en algún punto entre las 3 y las 4 de la tarde y nunca la pude volver a encontrar quiso jugar al jumanji una vez más y se dio cuenta que acaba de perder pero que entre otras cosas desierto infinito de terrenos baldíos con montañas que parecían castillo sacado de la novela de tolkien había ganado el arte de perder el universo donde no caben dos puntos las comas ni los puntos y comas todo se hace sonido habladuría lengua lenguaje literal lengua ría y esos estúpidos curso de inducción matutinos que no podía soportar más intentaba ocultar sus ojos y sus oídos bajo un eslogan deslumbrante pero lo que tenía debajo era la locura la locura dulce sabor de azúcar icolor manicomio con esos aromas estruendosos de la casa de la risa

12.3.14

Inevitable dejar de jugar

La verdad es que así era la vida, como un partido de tenis en donde todos juegan y todos pierdan y ganan y se lastiman al mismo tiempo. Es inevitable dejar de jugar, aunque tenga uno que sentarse a ratos. La vida o el amor (el tigre agigantado entrando por la ventana y por no decir todas las cosas donde quedaron las respuestas)

25.2.14

im going down, baby.

he perdido más que todas las certezas que tenía en este juego. juego de incertidumbres, juego rudo. he intentado volar hacia todos los espacios donde habitan las letras, esas estrellas en donde nacen las palabras y si ponemos atención, hay una chance muy pequeña de hacer con ellas poesía (el justo roce de tu nariz y la mía) hoy pierdo más que certezas y seguridad. hoy me declaro en un viaje derrotero en picada que no lo detiene nadie. ni cómo decir ánimo, cuando somos presas de ése ánimo kamikaze y estamos más dispuestos a la propia destrucción, que a la reconstrucción de ambos. en donde quedamos, hacia donde fuimos y todas esas preguntas que quedaron siempre sin respuesta. y es precisamente a dónde me dirijo, cariñito mío, al fondo de todo esto, donde había fantasmas de colores, carros cargados de fruta, tierra volando, agua cayendo, fuego en silencio. im going down sweat heart. no matter what. he perdido la sorpresa, la curiosidad, pero nunca la fragilidad que tienen las palabras sobre mi: esas playistas veraniegas que se tornan acompañantes a tono del escenario, o escenario a tono de los acompañantes. voy down down down, my love.

24.2.14

por si estás leyendo esto, mi amor:

NOTA. el autor ha perdido cualquier pizca de estilo al escribir la siguiente declaración de amor.

te amo. quisiera decirte que vuelvas conmigo. que vuelvas a mi lado. te amo con todas mis fuerzas y estúpidamente ni siquiera puedo escribirlo. uno se queda sin palabras con las cosas que verdaderamente ama. han pasado casi tres años desde la última vez que te vi, y te sigo amando desde el primer momento en que salimos. recuerdo que llevabas un vestido blanco y unos tacones, y bolsa. y estabas muy maquillada también. y estabas nerviosa y yo no sabía porqué. luego empezamos a salir y la pelicula y batman y las palomitas y el costeñitos y todas esas cosas por las que te amo. no puedo aceptar que salgas de mi vida sólo así. que de una semana a otra decidieras que yo no era para ti y que estabas mejor sin mi. y tambien recuerdo nuestro primero beso, mi mejor primer beso, y como nos amabamos en todos lados. cuando iba por ti despues de yolanda. cuando iba por ti a casa de tu abuela nona. cuando bajamos una mesa. cuando hicimos una cena romantica. cuanto tiramos un muro en la escuela de mi hermana .cuando estabas nerviosísima en el aeropuerto. cuando hicimos el amor muchas veces y en todos lados. cuando aprendiste a tener orgasmos junto a mi. cuando me dijiste te amo en el starbucks. cuando anduvimos en las bicicletas en fundidora. cuando nos emocionabamos por la serie de breaking bad. cuando querías que te comprara los chiles con queso filadelfia. cuando abrazabas a carlota y yo creía que me ibas a durar para siempre. pero ahora no se que está pasando. desde que decidiste que no no era lo mejor para ti. y supongo que así es esto del amor, mi amor. adoro cada rincón de tu cuerpo y quiero que sepas que estoy dispuesto a luchar y a hacer lo que sea necesario por ti. perdona por no haberlo dicho antes.

PROHIBIDO BORRAR.

23.2.14

una carta que nunca llegará

estoy pensando en todas las cosas. extraño tu sonrisa, tu cara, el color blanquísimo de tu piel. como me amabas en la cama. quisiera decirte que te amo tanto que regreses pronto. esta es la semana más horrible de mi vida.

21.2.14

otra de nostálgicos.

me doy cuenta de lo poco que te conozco cuando veo las fotos en tu facebook. no se quien seas. no se que has hecho. ni siquiera las cosas que te gustan o que te hacen feliz. conozco una pequeña parte de todas esas cosas: se que te gusta ver series por internet, que no te gustan los panes dulces, que prefieres lo salado a lo dulce. se que te gusta fumar a pesar de tu asma, y por lo general te da igual cigarros blancos que rojos. se que te gusta la cerveza, antes que el vino.porque, como dice la canción: me dediqué a perderte.sólo conozco que crees en la energía y en el reiki. en que todo está conectado de alguna manera y que todo tiene que ver con todo.

20.2.14

como quisiera, con tono de Delgadillo

como quisiera, pensar en que todo esto es mentira y que nunca ha pasado. que nunca me dijiste. no puedo dejar de recordar, ahora más que nunca, en la carta gigante, el oso de peluche del cine, la vez afuera de la casa de tu abuela millonaria, saludar a tus hermanitos, cuando te decía que eras mía, y que eras para siempre y tu me lo decía también. pero todo eso parece lejos hoy, a catastróficos tres días que me mandaste a la lona. hoy me doy cuenta que te amo, con la gravedad que esa palabra tiene en mi vida. extraño tu presencia por la casa, jugando con carlota, teniendo flojera y antojitos de mil cosas. extraño tu sonrisa, tu tranquilidad, y hasta el estúpido de pablo cohelho que tanto te gusta. extraño a deepak chopra y sus mil frases que nunca leí. extraño tus poderosos metro y medio.

a donde fue que se fue todo. donde se fueron. año nuevo. fundidora. las bicis. los conciertos. los cines. las salidas. tu asma, por no hablar de la forma extraordinaria que puedes somatizar para quedarte en casa conmigo. extraño a la imbécil de tu mamá, y tu abuela, y su amante y el amante de tu abuela. pero todo eso fue hace poco, fue ayer mismo que paso todo y derepente no se dónde quedó nada.

18.2.14

inyéctame petróleo

tengo en el pecho una especie de volcán atragantado. un ladrón. una garrula. estratula. tengo un cierto desconcierto del que no me puedo acomodar. me siento oscuro y luminoso. no se bien por donde empezar ni para que rumbo escribir. he dejado tanto tiempo. y quizá la razón para no escribir es cuando no se comprende. me siento en la lona, noqueado, acabado. quiero prenderle fuego a esta oficina de mierda. respirar humo. llenarme los pulmones de smog. inyectarme petróleo.

18.11.13

A mitad de carretera

Es el dolor, principalmente lo que buscamos. Caras conocidas, recuerdos, tras recuerdos. Y una mente que se revuelve mil veces. He estado ahi, y ahora me encuentro viajando. La luna esta colgada entre un cielo gigantesco. Y no puedo seguir.

1.11.13


La lengua / La lalengua, Linguistica-Linguisteria 

21.10.13

Amén

No podría conjurar todas las cosas que han pasado en los últimos días. La operación de mi perra, Carlota. Decidir dar en adopción a mi perro, Ofelio. Mi crisis epiléptica del último de Agosto. Las idas al doctor. Las peleas con mi jefa. Las angustias en el trabajo. El miedo a dormir. Las imágenes de la niña poseida que no me dejan descansar. El análisis. Mi abuelo Ismael. Su presencia. No se bien a ciencia cierta de qué se trata esta vida, para dónde vamos o qué hacemos. Pero el único remedio contra todos estos demonios es ser intensamente feliz, ninguna otra cosa funciona.

25.9.13

vivir en esta mente es un infierno. lanza conclusiones, gritos y cortes y una sinfonía sin parar de cosas que nunca pensé que estuvieran ahí. estoy muy cansado de vivir ahí. de pensarla. pensar mi mente. de pensar continuamente lo que pienso y lo que pienso sobre lo que pienso. no puedo más. ni un carajo día más. se me está agotando el tiempo. es como una telaraña gigantesca donde habitaran todo tipo de películas de horror. quisiera recostarme mucho tiempo. escuchar silencio. dejar de escuchar mi propia voz. mis propias voces. tengo miedo. estoy muy asustado de todo. quisiera irme. dejar de trabajar. dejar de ir a la escuela. dejar de preocuparme por todo. acurrucarme en un rincón. estar con mi familia. correr con mi perra carlota. tengo mucha dinamita en la mente y una larga cuerda de pólvora, lista para prenderse fuego y estallar. todo es una trampa. nada de lo que diga puede ser no-interpretado. quisiera que las cosas sean como fueran antes: cuando no tenía miedo de vivir, miedo de dormir, miedo de no dormir, miedo de salir, miedo de quedarme, miedo de pensar, miedo de leer, miedo de analizar, miedo de repetir alguna frase en mi mente, miedo de escuchar, miedo de hablar: estoy llegando al límite y del otro lado están toda clase de alimañanas esperándome, dispuestas a jalarme las patas y llevarme directo al infierno. si esto se trata de pedir perdón, estoy dispuesto a hacerlo. si se trata de creer en algún dios, estoy dispuesto: tengo una puesta en escena sin libreto. aura en los hombros. una piraña en la cabeza que me está comiendo el cerebro. una planta carnívora. un regreso sin retorno. todo lo que siempre temí se está haciendo realidad: estoy empeorando, me estoy poniendo mal, enfermo, insano, no soy dueño de mí mismo y ni mucho menos de mi vida ni de nada que se le parezca. tengo ganas de volarme la cabeza con una pistola. de terminar con todo. tengo electricidad. energía en demasía. quiero salir corriendo y ¿protestar? liberarme. empezar de nuevo. nunca en mi vida me había sentido así. enfermo de veras. mal. sintomático. drogado. extraño. ajeno. extranjero. quizá todo lo que escribí  un día sobre un personaje que escuchaba voces, se sentía muy mal y estaba medio loco, al final se hizo realidad. estoy muy mal. quizá siempre lo he estado, pero ahora alguien me vio y eso es lo más difícil de todo.

4.9.13

Feliz feliz no regalo, conejito.


Quiero que observes fijamente la manzana plateada que resplandece: ese pedazo de paraíso que nos persigue como tentación y que tiene tantos símbolos ¿Cómo se dice tentación en símbolo? ¿Dulce, dulce presa? ¿Amor tecnológico? ¿Travesura eléctrica? Después que se ha visto tantas veces, uno pensará que llegará el día en que llegará a uno también. La verdad es que hay cosas que no nos están destinadas (quiero enchufarme a la corriente, bla bla bla bla, la quijada, bla bla bla bla)

¿Podremos pasar el siguiente delirio? Mi casa es habitación de manicomio. Y juro que quisiera estar muerto algunas veces, con tal de detener a mi cabeza de pensar: el overthinking, la planta, el alacrán. Habemos quienes no estamos hechos para recibir regalos, ni fiestas sorpresas, ni saludos de bienvenidos: vamos a pudrirnos en la misma y gastada soledad (iba a decir en la gran y reputa vagina de dios) Nunca tendrás un feliz cumpleaños: te condeno por los días de los días que te faltan por vivir (y que tu piel se seque, y que tu lengua nunca alcance la manzana) Salud.




3.9.13

La Epilepsia: el retorno de las neuronas electrocutadas


Vivo conectado a una gran corriente eléctrica con mal carácter. Un árbol -en donde viven todos esos pájaros que hablan idioma vikingo y griego- con ramas fosforescentes. Lo malo de vivir al filo del voltaje, es que nunca se sabe cuándo vendrá la siguiente sobrecarga. Puede ser mientras manejas. O mientras duermes. O mientras caminas. O mientras trabajas. En tu próxima entrevista. En tu próxima clase. Con tu primer paciente. O pudiera ser el último. ¿Cómo se llama ese azar vertiginoso propio de los emperadores romanos, que a pendiente de caprichoso se jugaban una vida por otra?

Veo pájaros azules, un cielo amarillo de plastilina. Mucha ansiedad en las manos. Pero al final de todo volvió esa chispa -una mitad de tus muslos: estrellas y galaxias resbalando por una gota de semen (en la última tumba del cementerio más lejano)- que me hace escribir.

Pensándolo bien, creo que empecé a escribir en este blog cuando supe que tenía muchos voltios por neuronas.

14.8.13

Estoy condenado a vivir en esta bruma verdosa y negra. Mi mente está extraviándose cada vez más. No recuerdo, no puedo pensar con claridad. Pienso y confundo. Y entonces todo es un reloj que se acelera y se contradice. Una y otra vez.

22.7.13

Celulares con textura y misas hindús

El baño era medio campestre. Habia gente que se sabia mi nombre. Era una ceremonia. Yo habia llegado.corriendo. no traia nada de ropa. En ek camino anduve por el centro (era CHIHUAHUA) buscando la soriana. Vi alginos guantes de box, nada importante. Al llegar aqui, al evento, habia gente de la facultad; traian galletas con una vela. Al parecer la.maestra nueva era hindu y teniamos qie hacer una especie de ceremonia: crishna, buda, algo asi. Mi celualar tenia una funcion de textura; la pantalla podia tener no solo un salvapantallas, sino una textura; ladrillos, blocks, vidrios, espejos. Anabel me dijo qie no podoa entrar po rahi a Soriana. Gibran solo me observaba. Se soponia que la tipa esta, era tambien la nueva jefa. Tenia que llamarle, avisarle que iba a llegar tarde, pero no lo.hice.

18.6.13

Lo malo de lo malo

Uno nunca tiene la explicación exacta a problemas concretos. Jamás de los jamaces. Lo malo de lo malo. Esto es lo único que he podido escribir en estos dos meses.

12.4.13




1.4.13

Para quedarse viendo

v0rtex anomaly.: kanji tree
Nos perdemos entre los días. Uno tras otro. Sin que esta oscuridad continua tome alguna forma. Somos cosas pasando. Carreteras. Focos, luces. Gravedad. 

25.3.13

Mal comienzo, supongo.



Ése día de la foto estamos en el hueco que hay cerca de mi casa. Viejo trastal. Todo un problema. Tenía una infección en el estómago desde hacía más o menos tres día, cómo también tenía varios meses-años sin pedir permiso para faltar a trabajar. En la foto, el perro -ese cuadrúpedo velocípedo medio estupedísimo que al paso de los años he ido aprendiendo a querer- viene corriendo directo a mi. A mi me dolían los huesos. Quisiera que todo fuera como esa película Marley en donde nunca tiran el pelo que tiran en realidad. Desde ése día a la fecha han pasado muchas cosas: conciertos, obras de teatro, eventos (a los que no fui, por supuesto) Y otros que si: cena familiar en casa de Maika y una serie algo rara de una fulana que tiene personalidades múltiples. United States of Tara.

18.2.13

kafés y maikas, ángeles y pulpos




pensamos en los días futuros (titánicos, angélicos) y caminamos por los presentes sin pensar en nada, sin creer que se puedan terminar de pronto. conectarnos los audífonos. resetearnos la mente de tanto presente. pensar en el presente hasta no vivirlo. ver gárgolas. tomar alcohol. estar suspendido. caer en los brazos gigantescos de un ángel de muchos brazos. sacar fuerza del hambre. de las venas comidas, de los psiquiátricos y velorios. olvidar las mayúsculas. pensar en novelas. soñar sueños. añorar pesadillas. amar. creer en el cielo y en la tierra. adentrarse. abandonarse. re-crear tambien se vale. pensar muchas veces. cambiarlo todo. darle miles de formas. convertirse en un mostro de mar. ser signo y símbolo. perder el lenguaje. ser perseguido. correr. huir. besarte las piernas. pensarmos que siempre estaremos vivos. caminar por el presente. no pesnar nada. oprimir la tecla PLAY. darle hit hit hit a las teclas mientras los sonidos inundan la habitación. ser maika. ser oskar. ser káfe. 

3.1.13

Historia de casi zombies

En la mañana, el alcalde -ese viejo bastardo mierda que llamaré Retardado- levantó las lonas, se arregló el bigote y comentó bastante aereado, Tenemos otros cinco más, y estos hasta colmillos.tienen. No obstante, el cielo era azul azul azul como la.pintura de una lata que estuviera a punto de caer derretida, había algo de estival y draculesco en el aire. No tenia que ver con el olor a muerto que se colaba verdoso entre los huesos, o con la pila de cadáveres que amanecían, tensos y floreados en un cultivo de belleza y muerte, era algo diterente. Pues no vaya a andar jugando con ellos Retardado, no vaya a ser y se despierten y le muerdan. Calkins, trae las cerillas. Cinco minutos mas tarde, inauguraban la jornada con el aroma de carne chamuscada y recortes de basura, revistas porno y otras chucherias con las que habian encendido la pira y la fogata.

31.12.12

Año nuevo y sin acentos

Unos ojos bien largos que, telescopicos, alcancen a ver el azul, el negro y lo brillante. Capaz de encerrar esos momentos raros en donde nos convertimos en extraños personajes: con la posibilidad de cambiar el rumbo de nuestra direccion, pero nunca el destino. Jamas al destino. Quisiera, señor locutor, pedirle que de grata manera nos bride ek calor de una nota desafinada, un look de musico y una revuelta (donde se lee revolucion) encarampada en saxofones y fox strots, sinatras y miles davis. Denos otro año mas para observar la esquina, el ring, la butaca, el escenario, la sala de urgencias.

30.12.12

No alimente a los lagartos , Joven Chihuahua.

Los ojos del lagarto eran capaces de ver, atravesando la luna, por debajo del pantano y a la orilla de la isla que eran sus caderas. Una ecuación que se perdonaba a sí misma todas y cada una de las confesiones, que en brazos de distintas mujeres -el alcohol, la fiesta, la religión y la cama- parecían formar ese binomio tan perfecto de redencion: pecado y culpa, igual a redención. El cocodrilo -ese mandril quasimodo- alargaba las patas, enseñaba los colmillos y se auto proclamaba rey de aquél zoológico estampado en la Av. Roldán Franklin, número 300 y que ocupaba mas o menos 8 kilómetros estandar de largo por otros 6 o 7 de ancho. Chihuahua observaba fijamente la ciénaga mientras tomaba de la mano a su hermana menor. Sostenía una Coca-Cola en la otra mano y tenía los ojos verdísimos, perdidamente verdísimos.

29.12.12

Demasiado tarde, coronel.

Como se siente dedicarse a algo tanto tiempo, para no lograrlo?

28.12.12

¿Confundido, vaquero?

Buscar es la palabra que busco una noche como. Donde extrañamos la materia con la que deben estar hechos los sueños y las ilusiones que nos van llevando de la mano dia con dia. Pero son mayormente los hechos los que hemos de soñar: tener, saber, decir, eternamente, por supuesto. He escrito por casi seis años en este blog: todo a pulmón, sin pensar las cosas, sin esforzarme. ¿Se ha de buscar, como el brujo que extraviado de todos sus artefactos mágicos, recurre inevitablemente a la exactitud del estetoscopio? Mirarse el corazón. Explorarlo como quien pisa tierra nueva y pura por primera vez. Alejarse del ritmo para enseñar uno nuevo (Harry Potter, Ron Weasley, Hermione Granger, Severus Snape, Draco y Lucio Malfoy, Hagrid) y aleccionarse uno mismo: buscar una noche como hoy para sentirse en Waterloo; buscar jurar amor eterno, buscar tu cuerpo, tu beso; buscar el impetu perdido y la frescura de ese conejo en la luna con la que todas las otras busquedas echaron a andar. Son los sueños los que tengo algo perdidos y les ha dado por ser, aire en el tiempo.

18.12.12

hoy no es un buen lunes, y menos si es martes.



creemos e intentamos convencernos a otros mismos: dios existe, todo va a estar bien, no estamos solos, pronto amanecerá, vamos a salir adelante, encontraremos la solución, por algo pasan las cosas. lejos, muy lejos de abrazar una de estas soluciones es necesario ahondar siempre más oscuramente a las verdaderas soledades: esas arañas y sombras que desgarran el cuerpo. enfrentarse pesadamente al peor de los malestares y salir, sin premura pero si herida, como aquel que intenta haber triunfado, y si no por legitimidad, si por méritos, llevarse la partida. intentamos levantar el brazo, pensar que habrá mañana. el hombre no podrá jamás avanzar, sin haber antes concebido al peor de sus demonios: nombrarlo, lamerle la frente, alimentarle las entrañas con el propio miedo. hoy no es un buen lunes, y menos para nada, si es martes.

[dejarse absorber por la mala entraña, caer, conmovido hasta las lágrimas, feliz de haber encontrado al fin, de entre tantas caras falsas, un tan dispuesta a tragarse los propios restos pútridos: alguien igual de carroñero y sin esperanza, tan dispuesto a estrellarse directito en la mierda de la mierda]

porque no he podido, presa de esta jaloneo metafísico introspectivo mentalístico puñetero, destenderme como debiera y como siempre he hecho: y ése, luego de tanto, pudiera ser e primero de los problemas: intentar siempre, como un reloj que girara para atrás, alcanzar la hora pasada y el tiempo que no fue. hoy por ejemplo, en donde estamos todos, en este cuarto todos, sin solución y bla bla bla, pensando que es lunes. pero hoy no es lunes, es martes.



9.12.12

lo que pasa cuando obligas a alguien a terminar de leer los libros


quiero decir que estoy cansado de obligarme a leer los mismos estúpidos libros. cansado de obligarme a mí mismo a escribir las mismas pinches historias. quiero escribir lo que yo quiera: bendecir mis letras por los trazos sin recuento que han de llevarme. perderme en el abismo de mi cabeza: hacer de sus piernas las sillas: de su sexo el altar donde venero al único dios que he conocido: la vida: el milagro de la vida.

quiero decir que estoy cansado de trabajar en cosas que no me gustan. hastiado de fingir, de levantarme temprano a las 5AM. harto de sentirme obligado a sacar a pasear al perro. quiero hacer lo que yo quiera todo el dia: tirarme en la cama, sin hablar, ver televisión, sentir que puedo leer nuevamente sin la obligación de terminar la estúpida lista. quiero hacerle el amor (maika) todo el día. y nada más.

8.12.12

tan hoja en blanco

tan hoja en blanco. en sin pensamiento. tan sin fin de semana. tan piernas cansadas. largas, las palabras y tiros de un poema en viceversa. dos lenguas. cuatro botas. tres arañas y muchas vocales que se reclaman como mayúsculas. no importa jamás hacia donde vamos. nunca importa. debo moverme. separarme.

4.11.12

sin número ni coordenada

no se que pasará el día que te des cuenta que una mujer como tu, puede tener lo que conmigo, con cualquiera, por ser, maravillosa y hermosa. natural. salvaje. inocente y culpable al mismo tiempo. esta realidad que se vuelve una masa de horas y soledades incomprensibles. un barco viajero. un cajón en donde se guarda, de artificio y derribo, un corazón en venta. hasta los huesos amor. se acabo todo. la noche. las horas. las neuronas. todo no tiene nombre cuando llegas. maika veintisiete, en el mismo capítulo de mi vida, que se llama, volviendo a las andadas en domicilio sin número ni coordenada en el calendario.

12.10.12

waiting for my ruca

prólogo introductorio. 

uno. y las avenidas. músculo mental. la emoción de ser como habíamos. y tampoco. esperando. consumiendo las vísperas (vísceras). aiam. waitinig for mai ruca. pero tengo un campo minado en todo el cuerpo. y madera tallada. uno. y las venas donde corre la sangre mía. tuya. dos libros, bastante gastados que me esperan en la vieja muy vieja librería (recorrer el último diván cargando dos saxofones con cigarros, un chello, hijo de un avión desesperado y algún dios grriego, y serpentear por los sueños de pasillos con barriles de vino, en países extraños). dos. el anunciamento de cárteles y drogas y alabastros. dos. una palabra con tres letras que no aceptan otra razón.



capítulo 1. de nombre impronunciable.

maika es una madera tallándose a sí misma. una especie de campesina marítima. un ser extraído directamente de los hebreos, intentando ¿qué? maika: una ciudad en fuga y búsqueda. dos ojos muy inocentes. la historía geográfica de una artista. café. no puedo pensar en otro color al pensarse: un café, tan del mar que se rinde ante la inevitable longevidad de un horizonte que siempre ha sido horizonte. maika: una diva capaz de romperle el cráneo al cenit. una pistola. una flor. ja(maika). palabras reggae cubiertas de rosa y morado. maikina. vértebras y miles de neuronas acontecimiento con mucha gravedad.


capitulo 2. de nombre poco recomendable.

káfe. cuatro letras vorágines que intentan siempre bombarderse a sí mismo desde la pilastra de un avión en caída libre. un especie de jedi pasado de moda. algo que colapsa siempre en el mismo punto (casi como la belleza de un círculo). letras que se escurren fuera del papel: letras de libros sin leer. káfe: un punto flotante en el cielo. una ruptura en el bosque. un anciano con ipod. un griego en new york. un frank sinatra con lentes de aviador. un starbucks des(kafe)inado. kafetón. tensión en electricidades azules y azules con voltajes extraños.



20.9.12

along again, naturally

existen palabras que no tienen cabida ni titulo ni presentación y que además y tampoco y por supuesto y claro que no y claro que por supuesto puntos de acentuación ni comas recuerdo por ejemplo el café muy café de tus ojos y tu mirada y ese cuerpo entregándose en la cama y la ropa sucia tuya que acabo de descubrir porque creo que estas listas igual que yo para amar y para intentarlo nuevamente y otra vez y multiplicarse por momentos muchos e instantes y segundos menguantes y te amo pero estoy solo y estoy solo y te amo

10.9.12

aún no comprendo y quizá jamás lo hecho en dónde y bajo que categoría la mente decide escribir aquí o en otro lugar o en alguno otro, pero podemos asegurar que cada uno cuenta, sin llegar a una descripción rayana en lo tautológico, que.

fly me to the moon, my dear.




se que hay algo que no anda del todo bien (es la imposibilidad de alcanzar tu corazón, las ansias eternas de estar enamorado y ser perseguido por la obsesión de una mente que no entiende de recuerdos, ni mucho menos de razones y se aventura a amar sin ningún otro motivo que su propio instinto como cualquier oficinista, con muchas letras en la cabeza y muchas frases que afirmar ir volando entre las nubes, esta vez, sin cinturón de seguridad) y es que volvió. volvieron y volverán siempre las ganas de cortarse de un solo tajo las venas. de reventar todos y cada uno de esos globitos de helio que me mantienen a flote (hacerse adicto a la sensación de intensidad, que mil cometas caerán bajo tus pies, que tu cama es una especie de puerto, que tus besos son olas que llevan todas grabadas mi nombre: ser indomesticable, dejarse besar donde nadie más habita el alma, más que tú, por supuesto) porque si con tu amor no me puedo salvar, entonces estoy condenado a vivir en un mundo (fabricando, fantasías) que se repite invariablemente bajo los mismos tropiezos, recomienzos y globos que se revientan siempre al llegar el alba. 

6.9.12


pequeñasa insignificancias. detalles que se pierden. me he pasado los días pensando en freuds y lacans. que debo, atender más el negocio que al trabajo. maika duerme. respira como un lirón. tuve fibre dos días seguidos y entre algunas de otras cosas, me sorprende la manera en la que todo se mueve. ideas. pensamientos. andar por ahí sin ningún rumbo. vivir en una casa lejana. ahora me doy cuenta que perdí la última oportunidad de acercarme. es avanzada la noche. estoy cansado de pensar siempre las mismas cosas. un poco cansado de jamás llegar a tierra. quisiera, estacionar



5.9.12

también te disfrazabas de boy-scout, ¿amor?

I drew you a Splash of Coffee | Flickr - Photo Sharing!

buscamos toda la vida una identidad. naufragamos por encontrar banderas con las cuales navegar (para luego, si es posible y tenemos mucha suerte, naufragar bajo su nombre) exploramos insaciablemente gustos, esquinas, paredes, bares. juramos que algún día (o noche, bajo el manto plateado y gatuno de la luna), encontraremos a todas esas cosas que nos describan. uno quiere disfrazarse para salir impunemente ileso de cualquier batalla y calzarse el siguiente disfraz a la hora del siguiente round: ahora fui punk, mañana hippie y hoy algo así como una mezcla de vampiro y ninja extraterrestre. ¿sabes a lo que me refiero? tú si sabrías a lo que me refiero. y ese es, hoy, precisamente mi problema: encontré a alguien que puede contar con la misma zaña algebraica todas las posibilidades que se abren de una misma situación (puertas inúmeras, la muerte -la muerte que vamos viviendo la muerte, o cuidado que va a entrar la muerte- y laberintos imposibles de paliar) buscamos, bajo una mirada que aparente la de niño boy scout, un país, una letra, un café, una canción. tomamos años y meses y también mucha estupidez para comprender que no estaremos seguros ahí. ahí y en ningún lado (vaciarse a sí mismo de oscuridad, llenarse de negrura el alma, etcétera, etcétera ¿no es lo mismo que iluminarse a sí mismo?) para darse cuenta que estabamos ahí mismo, bajo esa capa rareza incorregible que siempre nos delata: lis precisamente es la única bandera que podemos cargar. lisiado social . la angustia de un extravío que intenta encontrar un comienzo que no lleve otro tras de sí. un comienzo, que sea, raíz y ciudad al mismo tiempo. motor y gloría. error y alegría. un comienzo capaz de marcarnos con su letra y fuerza. buscamos. buscamos. y esto, por supuesto, tampoco es ninguna tragedia, mientras te ame como lo hago hoy.

4.9.12

maika es una artista.
maika, es algo suspendido y rompiéndose en mil pedazos.
maika, una flor intentando pararse en un prostíbulo.
maika, una niña grande, que intenta maquillarse de princesa malvada.
maika, un brújula fulgurante.
maika, dos ojos de muy tristeza.
maika, un ritmo y dos silencios.

2.9.12

tenemos que abandonar nuestros espacios vacios. vaciarnos a nosotros mismos con esa oscuridad. ser/convertirse en rincón. un puntos donde las paredes se juntan, las esquinas convergen. debemos renunciar a ellos, abrir los ojos, iluminarnos por dentro. pedir la luz y usar nuestra razón. ¿qué nos espera cuándo la certeza de cordura se ha perdido? ¿qué esperar cuándo la mente es, remolino y laberinto al mismo tiempo?

1.9.12

fabricando dramas: we have a fighter

el autor de este texto adoraría ostentarse bajo el despampanante título de manipulador social, controlador obseso, chalado por completo, lunático sin remedio, o aunque fuera, neurótico, bipolar o depresivo. la verdad es que carece de todas ellas y ofrece, indistintamente, algunas cuántas convulsiones esporádicas, temblores que pasan desapercibidos, ausencias silenciosas, voces y otras linduras, que no se le comparan con el verdadero arte de la manipulación. pero trataba de asegurar, decía yo, que el titular del presente artículo, no estaría más congratulado de hacerse llamar un asqueroso manipulador, un calculador de mierda, o en su defecto, un pinche controlador. posiciones, las tres, que ha llegado a intentar jugar, y ha salido, por no decir ridículamente parado,  sí bastante mal de todas ellas. la realidad es que para cabalgar bajo tan anhelados títulos, habría que cargar con un cinturón que lo acreditara a uno como tal: estar rodeado de súbditos que estuvieran al asecho del deseo propio; colegas dispuestos a dar la vida en nombre de uno; o en el caso de los otros, portar los diagnósticos correspondientes de enfermo mental. la realidad es que, su remitente, sin llegar a encriptarse bajo tono epistolar de una confesión, puede asegurar que de la única manipulación que es capaz es de. ...

31.8.12


en algún lugar así. falta de toda duda donde las preguntas, por más que se escondan, nunca nadan, nunca nada. y las luaces, brillantescas, menguadas, continuan en vasos trasnparentes de mesas que no se apoyan en el aire, y esfinges de aires, sostenidos, sangre corriendo purpuruea por lagos inventados de tu maravillosa mente con boca de muchas notas que inventar la expliracion completa de las letras y su busqueda de algo muy escondido y que no hallamos y pensar en mil veces (universos-unicorniosversos-univernios-unicornios) que pasean en las este4llas llenas de numeros que interrumpuen la palabbra que debio ser muy primero en el anoche, y ancohe muy anochpo muy ancho estatua de algo nebuloso, pasear bailando por pasillos casi contentos en donde se pretende que te llevare y alejados sin posesion de denfesas las letras son solo chorros de una continuadad sucedida y siempre equivoacada. la sorpresa de pasear muchos olimpos caros y bienvenidas ojas de animales desconocidos por verdores ventanales y caras de momias que asoman latex y piedrasa, gravasa brillantescas, diamantes ojerosos, bvarcos, errores, muchodumbre, un amor jurado muy jurado a mitad de un tragaluz m,uy luz. algo asi, eindudablemente debe ser tenerte y amar como un ejercicio de perforacion perfecto: un acto perfecto de continuacion. no dejar a la conciencia concentrarse. decehsar toda palabra pensanda desde antes y recurrir a la inmediatez de tarimas escogidas conciertos lujosos anillos perdidos cuadros peliculas horrores cara luna sol planeta perro uña verde verde morado morado mar un mar un freud, un lacan, una coma, cumplir con el mayor de mis sueños: lo que cumplir-cumplido, he perdido la razón. 

28.8.12

allá donde no puedes seguimr

allá donde no puedes seguirme, vive, en el fondo, la muerte muy negra. hay ventanas, casas y todos los colores del alfabeto. uno se puede sentir casi como un detective, incluso en casa. hay luces amarillas. vive tu retrato también y las palabras secretas que son elefante, elevador y onomásatico. me digo que hacen faltan personajes; y pienso en decir: vienen haciendo falta personajes. yo quiero escapar de ese lugar en donde no puedes seguirme aunque quisieras; ahí vive alguien como dios o el diablo o los fantasmas o las galaxias completas. también hay televisión, facebook, plumas azules y verdes; hay pan caliente, vientres y se me olvidó qué era lo otro. 

hay un mar que se extiende horizontal sobre la tierra del fondo. es gris todo. y las cosas, igual que ésta imagen, se hacen sin planearlas mucho: solo por hacerlas. 

27.8.12

como aniversario, de tu 25mo: salud.

introducción:
tiene algo rojo en los ojos. pero es la mezcla de su cabello que se combina con la sombra y luz -intersticio y repta, de lo violeta y morado y café y el pozo en donde, no vive la muerte, esta vez no, sino algo así como los niños exploradores- y hace que uno no sepa muy bien de que van. son ventanas. esto se volvió lo más difícil y extraño de mi vida. 

epílogo desprologado: 
veinticinco años, que nunca se escriben en números, veinticinco años decía, de decisiones mal tomadas,  de escoger las mujeres equivocadas, de decidir las decisiones equivocadas, de ir con los amigos equivocados, de dejar a los amigos correctos. veinticinco años, de pastillas y whiskys; de empinarse la botella y jalarse las píldoras, o empinarse las píldoras y jalarse la botella; veinticinco: un cuarto de siglo, de coquetear con las putas equivocadas en los bares; de caminar las calles perdidas, de errar los pasos, de mantener tanto litro de sangre, cabalgando, increíble y presurosos por las venas. de cargar con estas entrañas, tan llenas de mierda, de gastos, de gustos, de verdades y mentiras. días acumulados, libros aburridos, noches malgastadas, novias malqueridas, orgasmos atrasados y adelantados; furias contenidas, canciones desentonadas, bailes arrítmicos, sesiones interrumpidas, naufragios imaginados, ansias prematuras, sábados comatosos, susurro y respiros o respiros con susurros, o vuelos con diablos y ángeles y bajos voltajes y mucho mucho miedo al mismo tiempo: de secretos, nombres, camas, mujeres, fiestas incómodas, reuniones familiares con puros desconocidos, borracheras, crudas mal curadas, historias incompletas, ilusiones, vaguedades, pasteles, copas llenas y otras vacías, muchas coca-colas, cheques que rebotan, pagos mal pagados, vicios enviciados, hermanos que nos aman y nos cuidan mucho, festivales, carnavales, y todo lo que termine en ales, tas, tes, y todo lo que empieza en tus piernas. venticinco años, al borde, el abismo, la navaja, jugando. y el ruido, por supuesto de no quererte. y tantos días, de añoranzas, tristezas entristecidas, desiertos, vulgaridades, pero bosques muy duendes y muy verdes y hermosos, también. veinticinco años, de prólogos, de disfunciones eréctiles, de chismes de vecindad; ventincinco años, queriendo decir te amo; de escribir, de que se me va la vida en que se me va la vida en un papel o algo o una palabra tan siquiera, por favor. veinticinco años de conclusiones sin finales, de finales sin explicaciones. ventincinco, de azules sin azules y mañanas sin guitarras: días y días de viceversas y contraversas. de palabras traslapadas y algunas otras tapiadas. de corazón rotos, de malas inversiones, de sueños, barcos, piratas, películas incompletas, almas caducas, tesoros no encontrados, empresas imaginarias, relaciones 

25 años de geografías equivocadas, y de una vida, que acumuló algo parecido a muchas derrotas y se explica a sí misma, como un derroche de fracasos y cosas que casi nunca entiendo y si las entiendo cuando las escribo dejo completamente de hacerlo. 

26.8.12

Tu corazon nunca será mio.

25.8.12

Falta un minuto para que la madrugada empiece a ser amanecida y presumirse como alba. Y es la misma la que me susurra que utilice ese discurso joven e impreciso. Sól que ya hemos visto muchos discursos así, por ahora.

20.8.12

échate una de caídas, besos y santos (véase historias de maikas y kafés)


pensar en ti es pensar en una poesía instantánea. una crónica de muchos besos. de una jugada mal herida. de una estrategia derrotista. una historia del arte no aprendida. un fracaso y dos rescates, el mio, y el tuyo, de extraña manera. pensar en tu frente despejada y ancha que se arruga en el centro. una caída colateral y sin alto alguno de tu nariz. tus ojos que son dos lámparas, donde vive, la vida y la muerte, en café y miel. y tu boca, que ha besado, exige la dedicación de un santo: eso y abdicar a la idea de poseerte. porque, amarte, maika, es renunciar a cualquier posibilidad de ser amado y caer profundamente en un pozo gigantesco (donde vive toda la bruma que has hecho de tus cuadros y en donde reptan, líquidamente, los santos que no adoramos, las canciones que no sabemos, los libros que no leímos y las verdades que jamás confesamos), que podrían ser, tus miradas en la cama, o las mías, o las nuestras: amarte sería es viajar en caída libre a un lugar de besos en donde no existe otra cosa que la palabra nosotros. 

17.8.12

la extraña y bizarra y maravillosa dimensión desconocida de maika

a veces intento, para desviar la atención, hacer que ese nombre me recuerde otras cosas. pero solo me recuerda a ti. una eme gigante que se atraviesa por todos lados entre chorros de agua, para tropezarse con una k, sexosa que reclama por mucha, muchísima atención. y dos de tres, o ocho de cuatro, ¿cómo es qué dicen? ¿a la tercera es la vencida? contigo parece ser que la vigesimo mil cuarenta y octava vez será la vencida.

15.8.12

sobre dos náufragos que aventaban, desde una botella, una isla al mar con un carta. ¿quedó claro, mi general? uno no avienta la botella, avienta la isla.


yo quisier escuchar toda la musica nueva. toda. todos esos sonidos estramboticos que se vienen unos a otros *y el orgasmo contenido de tus piernas, la mirada, traspasada por la carne y por unos ojos que jamas seran la par de inocentes. no hay oportunidad de volverse a encontrar, ni de ser feliz donde se fue antes. la felicidad es un barco gigante, al que uno debiera nadar con todas las fuerzas

:

y me acuerdo /tres lineas/ fugaces en un cielo caprichoso que nos llueve y maltrata/de tus ojos y tu voz y tu y yo/dos piernas/un cielo/tu cielo/ mi cielo/

:

y podran, desparacer los diablos, enfermeras los angeles *bastardos( pero no podran contener el corazon humano. ese caballo indomito. no. esa fuerza indomita. no. ese poder inquebrantable para levantarse y ver al cielo y amar. no importan. no. que mas da que uno tenga los ojos zurcados en arrugas_ si uno esta siempre dispuesta a entregarse.

maika. por favor. no te puedo sacar de mimente.


y la respiracion y esas cosas y todos los juegos y palabras que se vuelven juegos de palabras y palabras de juegos. y tu mirandome desde la cama. y viendome dentro de ti. y los cuerpos hechos un brillo constante que alevosamente se despitan y se despitan nustras caras y tu cara asustada porque termine y tus manos que no saben tocar a un hombre. y tu boca diciendo que si sabe y si quiere pero no sabe en realidad.

:

y me acuerdo: azul. gelido. la prisa. el momento. un insatnte al reves. dos botellas al mar con mensajes secretos que pudieran ser nuestras caras. la tragedia de querer quedarse en la botella para siempre y navegar por los mares, mandando una isla al mar, a que vaya y busque ayuda, alla lejos, en otros continentes.


y claro, porque tenemos muy los tatujaes de cuentos e isalas. y pasados con pecados que no queremos contar. y con historias que quisieramos que fueran mentiras. pero siempre el corazon. y es el tuyo. y tus hermanos con verguenza. y tu con miedo a que entrara a tu casa. porque tenias razon. y tus hermanitos interrogandome. y yo con la salida de preguntarles sobre los tatuajes.

no hay historias que contar ni que saber. poder escribir sobre el muro infinito en donde la humanidad ha de reflejar -opaca. perdida, dueña de un olvido ciclico que es siempre, por esfuerzo o prueba y error si tu quieres, el mismo cuenta de perder, ganar y volver a perder- todas sus glorias. escribirte ahi y decirte que quiero amarte tanto.



12.8.12

y sus ojos verdaderos


maika cree que conoce las palabras. amo sus ojos verdaderos. su mirada. mientras un sol reclama su presencia en el cielo reptando por otros nombres. intenta arrastrarse, concebirse a si mismo. maika es tambien un dilema porque ella piensa que conoce a escritores. pero nunca ha visto la fuerza de la palabra atravesar la carne. teme. y la luz, voraz, se derrite. maika intenta ser muchas cosas sin ser ninguna; es una niña muerta de miedo que se muere por ser amada y aceptada aun en contra de su propia reputación. maika y el amor y esta segunda parte inesperada que se escribe como se escriben las rayas de la carretera.

10.8.12

*subrepticiamente

bajo los mismos acordes, invocamos *subrepticiamente. algo como una gota de agua cayendo. algo como una gota de semen resbalando por tu entrepierna, las mismas palabras *reptando. liquidamente* y aún así, nos exigimos la creación de cosas nuevas. de nuevas

8.8.12

eramos libres, y por supuesto.


rocío parece haber empeorado. no había mucho que contar, tenía una enfermedad y tomaba pastillas día y noche. atravesamos las primeras catorce horas. realmente no nos conocíamos. el autobús era un monstro que devoraba las rayas de la carretera. la carretera, un animal indomable que serpenteaba subrepticiamente sobre un suelo adoraba por espíritus, azules y verdes y cafés. no me lo dijo hasta que llegamos al primer pueblo. nos quedamos, como por todo, por algo fuera de lo planeado. la niña ni siquiera me conocía. yo intentaba parecer tranquilo y relajado. tenía miedo. eramos una postal de novatos, a decir verdad. y vaya jodido locura. ni que pensar de todos esos montes que veríamos después, bajo siluetas delgadas y enjutas de cigarros, que se fumaban para hacer espirales y perderse con la blancura de las nubes del cielo. eramos libres. por breves, brevísimos instantes, eramos libres, carajo.

4.8.12

me rompiste el corazón, por adelantado.


maika y el amor. y la mariguana. y sus ex-novios. y su desmadre familiar de italianos, rusos, checoslovacos, catalanes, chilangos, sureños y norteños. maika y el amor. y ese perfil europeo difícil de describir. maika y sus arranques de respuestas inesperadas. maika y su momento. ese momento de pérdida y persecución, en donde, como en todos los cuentos de hadas se empieza persiguiendo al final y a los malos de la historia. maika y el amor, una historia que nunca fue una historia y fue solamente una plática de una tarde en un starbucks y un beso grandísimo fuera de la casa de una de sus amigas en dónde tomarían alcohol y fumarían mariguana. maika y todos esos momentos que tratamos de recuperar y no podemos. y ella y su ojo clínico para verme a través de los ojos y saber que no veo tele en meses, que no salgo en las noches, que no tomo, no fumo y que no hago nada divertido. maika y su sonrisa fingida. y su vida social exitosa y maika y el amor otra vez, retrocediendo vorazmente a otra escena desconocida. y a sus apellidos y nombres raros: batistinta, pitzalis; que se mezclan, en mi cabeza y son batzalis y pitzalina. maika y el amor. y la fiesta. y el antro. y las ganas de besarse con desconocidos. y su mala reputación. maika y el amor. y sus amigos. y sus amigos solos. y sus amigos solos en casa solas. y sus amigos solos en casas solas a donde ella iba. maika y el amor. un relámpago que se ha ido igual que llegó. 

maika y yo. y el amor. y sus historias de abuelos que serpenteaban por subterráneos llenos de barriles de vinos, hablando dialectos de italiano, español y catalán. y sus otras historias de sus viajes a londres, alemania, df, guadalajara, la india, egipto, japón, china, miami, seattle, francia, holanda, y toda la caraja unión puta europea. maika y el amor. mi amor. algo que nunca será ni de cerca, el amor de mi vida, o algo parecido siquiera. maika y el amor, rompiéndome el corazón, por adelantado. 

2.8.12

work, eat, sleep, DiE



alguien me dijo que el primer paso era escribir tus objetivos en un papel. que ponerlos y tenerlos delante de ti, te daban perspectiva. a la mierda. creo que fui yo mismo el que me dije eso. total. se suponía que debía sentirme más exitoso, mejor dispuesto, potencialmente listo para triunfar en la vida (y seguir mis objetivos). no había terminado de escribir el último objetivo de vida cuando escucho que mi compañero de oficina, un señor de cincuenta años, entona a todo pulmón una canción de reggeaton. pienso en éxito. dinero. poder. mi compañero interrumpe a mi jefe, el cuál festeja que va en el quinto nivel de angry birds, para platicarle la película de harry potter. le dice, Oye, es que estaban en un torneo, lic. en la película de Harry Potter, ¿la viste?, le pregunta. pero mi jefe no lo oye porque esta caminando viéndole las nalgas a su secretaria, Entonces, harry potter, lic, harry potter, repite bajando el volumen de la canción y la cambia por when a man loves a woman. para ese momento trato de pensar en mis objetivos. concentrarme profusamente en ellos. recuerdo que tengo cortada el agua. esos idiotazos. me duele la panza ¿he subido de peso últimamente? Entonces, harry potter lic, se mete a nadar y se toma unas algas mágicas. mi jefe está perdido en los laberintos de los pájaros enojosos. repaso mis objetivos: uno tras otro abanderan mi próxima victoria; me auguran experiencias de vida, cómo dicen. Entonces lic, continúa, Entonces, !fúmbale! que se meten a nadar, lic, lic, que se meten a nadar, lic, se meten pero harry potter se había tomado las algas lic.

decido anotar a un lado de mi lista de éxitos, otros no tan exitosos. debo la luz, el agua, el cable y el internet. la semana entrante pagaré renta. tuve que pagar casi dos mil duros por un tiempo extra que no anoté. debo mandar dinero a casa. pagar placas. la descompostura del auto, podré pagar hasta dentro de tres meses. pagar el titulo. la licencia. conseguir una novia nueva, por supuesto. tengo que pagar un préstamo. debo varias cosas. tengo que abonar algo a la tarjeta de crédito. jodidos prestamistas. si me esmero podré desempeñar mi reloj, mi celular y la televisión.

mi compañero a terminado el relato. la canción a cambiado a i will always will love you, y los tres inconscientemente coreamos la canción. al final, tengo que corregir a mi jefe, la pelicula no era la de "el caliz del torneo", Es "el caliz de fuego", le digo. y empezamos a debatir irremediablemente sobre el tema.

una nueva vida llena de éxitos y logros me espera, carajo.

1.8.12


escribir con la fuerza y pensando en derribar de una sola pincelada a tres dragones en el cielo. en hacer un conjuro peligroso para perder el alma. una hechicería tan perfecta que derribe al sol y las estrellas. escribir pensando en que será la última carta, la de despedida. escribir, con la urgencia y esperanza de que meteremos ese texto a la botella, a que vaya por los mares. escribir, de rodillas, pensando en que tenemos la pistola en la cabeza, y tenemos solo una última oportunidad de hacer las cosas. anotar el último sueño que tuvimos. planear el último plan que hagamos en la vida. pensar que quedarás ciego, morirás, caerás. escribir pensando en que la línea es una flecha, fugaz, pesado, mortal, que atravesará la carne, tu carne. escribir pensando en que sean versos malditos escritos por el diablo, o pasajes proféticos, dictados por los ángeles. escribir, desde el sexo, el alma, la gloria, el corazón. escribir con temor que todo se convierta en realidad. como la última posibilidad de traer de vuelta a los duendes y guerreros y elfos y aves gigantescas y arañas gigantes y princesas brillantes y anillos que se pierden y leones guardianes y pasadizos a otros mundos.

quisiera pensar que la vida se ha encargado de tomar todas la decisiones que me han llevado a distintos lugares, la verdad es que, de confusas maneras, he sido yo quien las ha tomado.

27.7.12

junta de chiflados.

nunca pude hacer amistad con mis compañeros directos de oficina. mis amigos favoritos son, sin lugar a dudas, bastante peculiares. lalo, eduardo, por ejemplo, el jardinero, sufre ataques de ansiedad, no puede respirar y dice que ve luces blancas y azules, explotando en frente de él. a veces comienza a llorar y se tira al suelo entre el pasto, dándole golpes a la tierra. luego de un rato, cuando la enfermera (otra chiflada) y yo vamos, se le pasa el berrinche y se levanta con una sonrisa de oreja a oreja y se pone a cortar flores, a regar los campos y limpiar las banqueras. es una disputa y una aventura hablar con él. 

david, uno de los supervisor o jefes, va seguido al psiquiatra (igual que lalo, eduardo), es hiperactivo y neurótico obsesivo. toma pastillas, mucho café (aunque el doctor se lo prohibió) piensa que si pisa las rayas del piso, algo podría pasarle a él, o a sus operarios. a veces intenta golpear a los otros ingenieros. ellos ya lo conocen. una vez a mi, me aventó unos papeles en la cara muy enojado. luego, riéndose me dijo que tenía que hacerlo y acabó llorado. siente que tiene que hacer cosas o las paredes lo aplastarán, el techo se caerá o el sol nos derretirá a todos como barras de mantequilla. 

isaura, de intendencia, es la señora que hace la limpieza cree que en la brujería, la muerte y la magia (según ella, la magia negra no, yo sigo teniendo mis dudas). cuando limpia los escritorios y no hay nadie porque todos se han ido a comer sus alimentos, yo me he quedado a espiar debajo de uno de los escritorios, con la luz apagada. anda de un lado a otro fingiendo que limpia, pero en realidad hace unos paces con un manojo de hierba que guarda en su delantal, hecha unos polvos de algo raro y dice unas palabras muy chistosas. me cae bastante bien. tiene cara como de un gato. 

la enfermera (la chiflada que ayuda al jardinero) a veces se ríe extremadamente fuerte. sus risas se oyen por toda la fábrica. nunca come nada y sólo toma café y fuma cigarros. tiene piercings en todos lados y jura que viene de una familia de millonarios, que son creyentes del diablo, y esas cosas. el otro día nos contó que ve mounstros en su casa y que la despierta y no la dejan dormir. platicamos bastante y nos burlamos de los demás casi todo el día. 

aún así, esta tripleta de lunáticos, que de un momento a otro se volvió cuarteta y luego quintenta, son todos mis amigos. no se porqué pero me siento completamente relajado junto a ellos. como si estuviera en mi casa. 



26.7.12

falta de concentración, mi general.

Conforme avanzan los días surgen las dudas. Pequeños chispazos que me dicen que algo no anda bien. Ver hormigas serpenteando en un pedazo de pan para luego comprobar, atónito, que no eran hormigas. Un bebé a lo lejos. Una figura humana. Sombras que se mueven. Todo falso. La voz de la cabeza se ha ido. Ahora puedo descansar. Se hace más dificil cada día tomar una simple decisión: escoger un jabón en vez de otro, comprar una cosa en vez de otra, hacer algo y pensar mil veces que esto pudiera desencadenar la peor de las reacciones, incluso la propia muerte (si suponemos que la propia muerte fuese, lo peor)   

:

Cómo se dice cuando la oscuridad se traga al día. Es pregunta. El momento que dormimos. Se me olvido la palabra. Y viene una a mi mente, pero se muestra con colores falsos. ¿Es noche? ¿Noche con mayúscula? No, estoy seguro que así no se dice. Se dice Locura, Tiniebla, Oscuridad, Luna Llena, Canto de un lobo, Miedo, Insectos corriendo por el suelo. Se dice Sexo. Se dice Hacer el amor en un colchón. 

:

En su momento nadie lo notó. Era algo completamente normal. Algunos indicios aquí y allá que sólo un ojo muy profesional hubiera podido distinguir

:

¿qué?

:

¿ya las había tomado? podría jurar que acabo de tomar dos pastillas iguales a las que tengo en la mano. o a esas otras dos que están encima del escritorio, abajo de la cofia que me cubre el pelo. o esas dos que tengo siempre en la bolsa derecha del pantalón. curiosamente idénticas a las dos que están escondidos en la bolsa secreta del pantalón. la bolsa pequeña donde se guardan los ipods. pero no iguales a los dos que tengo en la maleta. esas son un poco más grandes, pero funcionan para lo mismo. ¿ya las había tomado? ¿debería arriesgarme a no tomarlas? ¿o arriesgarme a tomarlas?

23.7.12

el laberinto de la soledad

el laberinto de la soledad tiene una única salida, y está entre tus piernas. 

quien entra, luego de algún tiempo, termina irremediablemente por buscar la salida. o el final, según el caso. vestimos los días de desnudos, de mujeres sin ropa, de vaginas, de trabajo, de amigos, de canciones, de ocupaciones sin importancia, de preguntas. y aún así, seguimos dentro. existen, bajo esa nota de sentimentalismo puro y llano, algunos que podrán decir que es algo triste; mientras, la carga de las horas se acumula, no intentamos salir indemnes de la lucha. otros, no aspiramos a salir ya, sino sólo a conservar la cordura. y bien es cierto que cada quién tiene una manera distinta de mantener a raya a los demonios de la soledad. no es que intente desgraciar ánimos, ni menospreciar velas prendidas a santos; es sólo que no conozco a nadie que haya podido salir. el laberinto de la soledad tiene otro secreto más: no tiene salida, y dentro solo espera, la muerte o la locura. 

necesito ayuda, super woman.



necesitamos que bajo todo esa murulla de mentiras, venga alguien. Que vengas tu a rescatarme. Porque, y eso, y eso y eso porque (I dont want ever feel, like I did that day) estoy muy perdido por esta vida y esa cama, me obsesiona con la facilidad que se convierte en un naufragio. Necesito hoy, tanto de ti, amor. Pero, líbrate, si existe un dios, de toda esta locura que me tiene. Es como si firmaras un pacto contra el diablo que siempre has temido, amor. 

20.7.12

miró al cielo ―ese abismo basto con esquinas de jungla y rios amazónicos que nunca se terminaban de conocer por completo y eran parecidos a los ojos muy azules de las princesas rubias de la edad media, y verdiazules como los huskys que tenían uno azul y otro verde― y se dio cuenta que no existía ningún dios. 

19.7.12

la lengua, el horror y la belleza


tiene que superar las pruebas de saberse leída y ultrajada por todos. sin importar de dónde provengan. regenerarse y echarse a la muerte y el vacío, en caso que, la luz de un renacimiento (recomienzo) la de la fuerza necesaria. es un embrión. un ser a punto de morir. siempre. y, no la defenderé jamás. y solo el tiempo, en su constante redonda y triangular a la vez, será la matriz de una nueva desgarrada, configurada con espacios diversos y todos, sin excepción alguna con la agilidad basta para desplazarse como eso, que, por serpentear en el espacio, quizá nunca lleve nombre y de su ausencia, es, lenguaje, belleza y horror lengua. 

14.7.12

Y no te dignas a escribir. He estado pensando en que este espacio tan tuyo, pero tan ajeno a ti― nunca te ha visto fijamente. Es una noche de sábado por la noche, donde, por supuesto, no he salido. Carlota da señales ―amarillas― de vida. Pero no estás. Y guardó, ridículamente, un extracto de ti en esa billetera; tan idiota y tan sin sentido. Que, quizá, no te merece. Y no te merece ―animal, amargo, animal, lento, animal, que he sido, animal― porque la locura va a comerse mi cerebro por completo. Va a desgarrar todas y cada una de mis neuronas. Pienso ―sin existir― en que, con un abrazo tuyo, hubiera vuelto sin pensarlo. Pero pudo más, simplemente, el orgullo. ¿Viviremos, una vida, así de trágica y tonta y aislada? El teclado, algo me pide. Que me escribas. ¿Por qué no llamas? ¿Por qué no escribes? ¿Te cuesta mucho? ¿Es pedirte demasiado? ¿Es darme algo que no merezco? 

estoy seguro de pocas cosas. narrar dislocado desde un péndulo gigantesco. hablar de laco y el espacio donde habitan mil seres invisibles. gruñir. no podemos, por más que se intente, cambiar nuestro rostro. es nuestra cara, nuestros ojos, nuestra piel. y aún así, quizá lleve alguna maldición sin nombre todo aquel que ostente contra su propia naturaleza: o lo más cierto es que nosotros mismos somos la maldición. 

12.7.12

Cumbres tenebrosas?

se concientemente que esto no me hara ni mas o menos feliz, aun asi es increiblemente bueno

10.7.12

tramontana. café.


piensa en algo café; algo como la palabra tramontana, macondo, enverdecido por los platanares, o por los libros de historia viejos y en escribir algo así. algo, y todo lo contrario al espacio debajo del mueble (café) sen donde se encuentran: a)esqueleto de ratón b)una dentadura postiza c)un libro de fotos con las pastas cubiertas de color café en bordados dorados. el general Rasgtywuhyg (este personaje ficticio) observa su mano descontinuada, su cuerpo sin compás jugándole esa satírica, cruel y sardónica broma de la asímetría de todas las mañanas frente al espejo. reflexiona sobre la urgente necesidad de incluir dinosaurios, villanos de 1930, estilo al capone (aunque también piensa que no sabe si al capone vivió en esa década) y algo como esos libros de bomarzo, tirano balderas, el poema del mio cid. entonces, piensa el mismo tiempo en arañas gigantes, dinosaurios que son diseñadores de moda al mismo tiempo, guitarras con vida, ninjas mariachis, fotógafos que se roban libros, tigres que leen los mapas y tocan con ellos, las más impresionantes obras musicales, escritores que eran capaces de tomar fotos de los planetas y hacer con ellas camisetas y galletas chinas. piensa en los chinos, el drama de los egipcios, las putas de los aztecas, una ventosa muy fuerte del dios eolo, un video juego que jugó de niño, jugo de naranja servido en un vaso azul y muy frío (y azul por el frío, no por el color) decide sobre su suerte y sobre el tiempo que le queda. tiene un dilema: puede borrar el texto: es café y verde y hasta el momento se ha cansado de él. intenta ser de fondo blanco al incluir diseñadores, pero ya es de todos colores y se ha perdido. intenta memorizar rememorar las historias de aureliano buendía, de la casa de los espíritus y esa bola de chiflados; se le viene la última película, una noveleta negra perfectamente adaptada. viene luego, la preocupación por una vuelta de tuerca y todas esas lecturas que están esperando, encima del mueble del piano, por la ventana donde puede observarse el telégrafo y la carnicería donde se exhiben las cabezas de reses de ojos gelatinosos y blancos. palpa su pantalla. una laptop hp con más de cuatrocientos caballos de fuerzas. corrige un error de tres eles seguidas. lll. piensa en un tridente del diablo. vuelva a cien años de soledad. comprende el revuelto y un remolino que se le ha vuelto el pensamiento. aunque, no está falto de razón, es, a microscopio, un virus que no tardará en mandarlo a la lona. escucha todos los boxeadores que ha visto pelear, los bailes en las bodas, los cuerpos de mujeres desnudos (ahora está haciendo una lista, de las cosas que ha vivido, por supuesto, como hacen los que están a punto de morir), las casas a las que ha entrado, el rostro de todas las personas del mundo que ha conocido, la ciudad donde creció, la nieve, sus mascotas, sus familias, los secretos que nunca contó, los que sí contó y dejaron de ser secretos, las palabras que escribió, las conversaciones, las invitación rechazadas, las que milagrosamente aceptó, todos los minutos gastados en escribir, en llorar, en reir, en cagar, en eyacular, en besar al amor de su vida, siempre el amor de su vida, en jugar al drama, todas las conspiraciones, los fracasos, los objetos que tocó con sus manos: teles, pianos, abanicos, perros, ventanas, tigres, arañas mutantes, relojes, catedrales extraterrestres, iguanas fosforescentes. entonces, ahora sí nota que ha logrado ahuyentar a toda ese espacio café, que en algún punto se trocó en café con k (y entonces fue café del mar, sin saber porqué, quizá por la añoranza de conocer ibiza que nunca conoció; y que luego fue kafetón, y luego fue mrkafe, y ahora es como al inicio solo kafe y Rasgtywuhyg) y ahora no tiene nada. piensa en lo apremiante de los espacios con colores muy distintos que lamen nuestros cuerpos y que están llenos de fantasmas. está seguro, que en algún momento tendrá que enumerar los nombres de todas ellas para darse cuenta, casi al final de la lista, que ha sido inútil hacerlo. el comandante Rasgtywuhyg, ser único y protagonista, dotado con la única mayúscula de esta historia se tambalea en las pizarras hechas con polvos de arroz de la pieza (se detiene y comprende la gravedad de haber robado alevósamente algunas palabras: tripería, empelucadas, mondongo, ingenios y camarista, y no se lo perdona porque lo ha olvidado rápidamente) quiere extraer del escote del ser divino, una gracia de antecámara y doncella, que nunca le ha sido confirmada, y sin embargo, siente que ha cambiado por toda la locura que habrá de invadirlo: la imaginación, es, más importante que el conocimiento.